martes, 5 de junio de 2012

Panhard AML-90 En Malvinas




Panhard AML-90

Especificaciones

Pais: Francia

Tipo: Blindado de exploración

Peso: 5,5 t (Toneladas)

Longitud: 4,15 m (Metros)

Anchura: 1,97 m (Metros)

Altura: 2,07 m (Metros)

Tripulación: 3

Motor: Modelo Panhard de 4 HD. de 4 cilindros y 90 CV de potencia a 4.700 rpm

(diesel en la mayoría, en la actualidad).

Velocidad máxima: 90 km/h

Autonomía: 600 km

Suspensión: 4x4

Arma primaria: Cañón DEFA 921 de 90 mm (Milímetros)

Arma secundaria: 2 ametralladoras 52 Amet Cal 7,62


Panhard AML-90

Historial:
Durante la década de los años 1950, el ejército Francés utilizaba tanto el Ferret como el Greyhound en grandes números, en materia de reconocimiento. En los años siguientes, y en la búsqueda de un reemplazo, se decidió desarrollar una versión propia. Es así que en el año 1960, el AML entró en producción. Desde ese momento se han producido más de 4000 unidades, y fue producido bajo licencia en Sudáfrica, con algunas modificaciones, llamándose Eland. Aún hoy continuan en servicio en una treintena de países, algunos con varias modernizaciones por delante. Ha actuado en infinidad de conflictos en África y en el Medio Oriente, así como también en las Malvinas e Irlanda del Norte.

En Argentina
Sesenta unidades blindadas Panhard AML H 90, fueron adquiridas por el Ejército Argentino en 1977. Fabricadas en 1960 por la empresa francesa Panhard poseían como característica principal su fácil maniobrabilidad, su relativa liviandad y su gran autonomía. Era capaz de desarrollar en caminos pavimentados unos 100 kms por hora. Con una tripulación de tres hombres, estaba bien armado con cañon DEFA 921 de Cal 90 mm y 2 AA 52 Amet Cal 7,62. 

Camino a Malvinas

Doce de estos blindados, de los cuáles ocho eran del Destacamento de Exploración de Caballería Blindada 181 fueron a las Islas Malvinas.



El 2 de abril de 1982, formaba en la Plaza de Armas el Destacamento de Exploración de Caballería Blindada 181, Esquel, Chubut. Su Jefe, el Teniente Coronel Jorge Raúl Spinetta, comunicó esa mañana que la Argentina había reconquistado las Islas Malvinas.


Inmediatamente el Destacamento se dio a la tarea de iniciarlos preparativos para brindar la Seguridad Estratégica Operacional, en su zona de responsabilidad. Para ello, el Jefe de Destacamento puso ambas Secciones Panhard (una con cuatro vehículos, la otra con cinco) bajo las órdenes del Subteniente Tamaño, constituyendo de hecho una subunidad blindada de reserva disminuída. 

Las Secciones Panhard pertenecían a los Escuadrones de Exploración A y B, , siendo segregados de estas subunidades para conformar este elemento reserva, que luego se constituyó por orden del Comandante de la IXna Brigada de Infantería Motorizada en Escuadrón Panhard 
En principio su misión fue de constituirse en una subunidad disminuida, de 2 secciones con un total de nueve AML Panhard, con Grupo Mantenimiento y Abastecimiento. 

Entre el 2 al 5 de abril, las secciones Panhard efectuaron ejercicios de instrucción de tiro de ametralladora y los pasos previos del de cañón.


El 5 de abril, a la mañana, recibe la orden esta pequeña subunidad blindada de alistarse para marchar al atardecer a Comodoro Rivadavia a fin de embarcarse a las Islas Malvinas. Ese día se agrega como Jefe de la 2da Sección el Subt Fernando Pedro Chércoles. Aproximadamente a las 1900 hs, el Escuadrón parte de Esquel, siendo despedido por la Unidad formada al completo con Bandera de Guerra y Banda. Durante la noche del 5 al 6 de abril, cubren los más de 600 km a Comodoro Rivadavia. Fue una marcha blindada muy extensa. Uno de los vehículos sufrió averías y no pudo pasa a las Islas Malvinas. 

Finalmente el 9 de abril se inició la operación de aerotransporte mediante los grandes cuatrimotores Hércules C-130 de la Fuerza Aérea Argentina. Ya en Puerto Argentino, las secciones son reforzadas con un Grupo Panhard (2 vehículos) del Escuadrón de Exploración de Caballería Blindada 9. El Escuadrón Panhard cuenta entonces con 10 vehículos y conforman el Escuadrón Blindado reserva de la IXna Brigada de Infantería Motorizada, con sede en Moody Brook.


Días más tarde, cuando se hace cargo el Comandante de la Xma Brigada de Infantería Mecanizada de las fuerzas destacadas en las Islas Malvinas, quién decide designar otro Jefe de Escuadrón (hasta el momento el subteniente más antiguo oficiaba en carácter de tal), a un Oficial Subalterno, finalmente se coloca al frente de este Escuadrón Panhard al Mayor Domingo Carullo. La cantidad de vehículos se ve incrementado con el arribo de dos Panhard del Escuadrón de Exploración 10 (los únicos vehículos que llevaron a Malvinas). El Escuadrón finalmente es conformado con 12 vehículos blindados. 

Durante los días previos al 1ro de Mayo se continúo con el entrenamiento del personal, mantenimiento y reconocimientos de las probables direcciones de los contraataques.


Panhard AML-90 en Malvinas


El 1ro de mayo, durante los ataques aéreo, los Panhard abre fuego por primera vez sobre una aeronave Harrier con las ametralladoras de torre. 

Hasta el 11 de junio, la orden que tenía el Escuadrón era de permanecer en una Zona de Reserva, adecuadamente enmascarados durante el día en la pendiente rocosa de Sapper Hill. Esta era aprovechada durante la noche para evitar que el fuego naval dañase los preciados vehículos. 

Entre el 12 y el 14 de junio, los blindados Panhard abrieron fuego en repetidas oportunidades con sus cañones sobre la infantería inglesa, apoyando el repliegue de las tropas argentinas. Las zonas batidas fueron entre otras Wireless Ridge y el Moody Brook Valley. En todos los casos, los vehículos fueron batidos por un fuerte y preciso tiro de artillería enemiga. 

Si bien los vehículos resistieron el fuego de artillería sin inconvenientes pese al delgado blindaje, no pudo impedirse que cinco miembros del Escuadrón sufrieran heridas por esquirlas. Estas se produjeron por el fuego enemigo, sorpresivo y reglado por comandos británicos infiltrados entre la población civil, cuando el personal se encontraba desmontado.



El 19 de abril de 1982, desde las entrañas de un C-130 Hércules, salieron dos vehículos blindados Panhard. Eran los primeros vehículos de ese tipo que llegaban a Malvinas e iban al mando del entonces Subteniente Gustavo Adolfo Tamaño. En tres posteriores vuelos sucesivos se les uniría el subteniente Fernando Chércoles con otros seis vehículos más. Los azorados policemen de las islas, contemplaron, al igual que los pobladores, el paso de los blindados a ruedas por las calles de Puerto Argentino. 

Estos vehículos, reforzados por elementos del Escuadrón de Exploración de Caballería Blindado 9, conformaron las secciones “cobra” y “Águila”. El 16 de abril, junto con a otros elementos de la Brigada de Xma Infantería Mecanizada, arribo a las islas el Escuadrón de Exploradores de Caballería Blindado 10, que mas tarde y a las ordene del entonces Capitán Rodrigo Soloaga combatirían bravamente al sur del Monte Longdon.

El Mayor Domingo Carullo fue puesto al frente del Escuadrón Blindado, que ocupaba la zona de Moody Brook. A partir del 1º de Mayo, el escuadrón fue sometido a ataques aéreos y navales Británicos. Las primeras bajas se experimentaron el 10 de junio, bajo el fuego de artillería enemiga. Allí resultaron heridos los soldados Gerardo Mancididor y Juan Carlos Costa. El 12 de junio, el escuadrón Panhard que ocupaba posiciones de combate al oeste de Puerto Argentino, fue duramente castigado por la artillería británica. En ese ataque fueron heridos el Subteniente Tamaño, el cabo primero Alegre y el soldado conscripto Iglesias. Los vehículos Argentinos se replegaron, pero retomaron el combate por la tarde y sus cañones rompieron fuego sobre la infantería inglesa que avanzaba. Una y otra vez se replegaron y otras tantas veces volvieron, para proteger a la infantería Argentina que se replegaba ante el embate ingles.

Bajo un infierno de lodo, proyectiles que caían y humo de pólvora, los Panhar combatieron hasta agotar sus municiones. El 14 de junio, rodando sobre un blanco manto de nieve que cubría el paisaje malvinero, el Escuadrón Panhard se desplegaba aprestándose a cubrir el repliegue del Batallón de Infantería de Marina 5 (BIM5), cuando llego la orden de cese del fuego.

Se detuvieron los motores, y sus tripulantes; los ya legendarios “boinas negras” se cuadraron y saludaron, junto a sus vehículos, cuyo blindaje estaban acribillados por las esquirlas de la artillería enemiga. La batalla había concluido y ellos, como otros tanto combatientes, habían dado lo mejor de sus desde sus puestos de combate.



El Escuadrón Olvidado (Panhard en Malvinas)


Escuadrón Olvidado, Hombres Ignorados


Esta subunidad de caballería tan particular ha quedado en un extraño olvido, siendo sus hombres ignorados. Hombres que combatieron con valor, siendo los cinco heridos testigos de los riesgos corridos. Ellos esperan algún día ver la Bandera de Guerra de su viejo Destacamento reconocida. Ellos fueron a luchar por su Patria, por el honor de su Destacamento, el legendario “3 de Fierro”, y por que no por sus camaradas. Un tanque es un equipo, y la vida de uno depende de su compañero.

Debieron luchar contra un clima inhóspito, un enemigo difícil, que no escatimó medios para destruir este elemento blindado, y cuando les tocó combatir lo hicieron con las mejores tradiciones de la caballería blindada. Quizás más de un infante debe su vida a la cobertura de fuego brindado por estos vehículos.
De los cinco hombres heridos, solo uno recibió la Medalla al Herido en Combate, el resto sólo llevan como condecoración las cicatrices que la metralla inglesa labró en sus cuerpos. La Bandera de Guerra del Destacamento, no tiene su Medalla de Campaña, ni sus hombres tienen la posibilidad de lucir el escudo “A los Bravos de Malvinas”.

Es por eso que este tipo de olvidos, son siempre dolorosos para el alma y el espíritu de un Soldado. Sean estos párrafos un consuelo para estos hombres ignorados. 
Informe Oficial “Conflicto de Malvinas” Tomo I y II- 



MAS DATOS

Panhard AML-90 En Malvinas

En la fresca mañana del 2 de abril de 1982 los integrantes del Destacamento de Exploración de Caballería Blindada 181 (hoy Regimiento de Caballería de Exploración 3), se encontraban formados en la Plaza de Armas en su cuartel de Esquel, provincia del Chubut. Su Jefe, Teniente Coronel de Caballería Jorge Raúl Spinetta comunica una información que sorprende a todos: la Argentina ha reconquistado la Islas Malvinas. La emoción embarga los espíritus y de inmediato se inicia el alistamiento.

El Destacamento poseía dos Secciones de AML Panhard, una por cada Escuadrón de Exploración. La del Escuadrón A estaba conformada por cinco vehículos, la del Escuadrón B por cuatro (poco tiempo antes había llegado la orden de transferir uno de ellos a otra unidad). El Jefe de Destacamento ordenó con los nueve vehículos constituir un Escuadrón Reserva a órdenes del Jefe de la Sección AML Panhard del Escuadrón B, Subteniente Gustavo Adolfo Tamaño. La misión de la unidad era el de conformar la Seguridad Estratégica Operacional (SEO). Las actividades de instrucción y sobre todo tiro de combate se aceleraron, ya que muchos de los soldados conscriptos tenían poco tiempo de instrucción. Un factor que contribuyó favorablemente, fue que al mismo tiempo que se daba la instrucción como soldado individual, se procedió a iniciar con la de tripulante de este vehículo blindado de exploración. Los responsables de la instrucción, eran los suboficiales solteros, más modernos, que con vehículo que se había llevado con ese propósito, empleaban los momentos libres para enseñarles la nomenclatura del vehículo, los procedimientos de tiro, aparato de puntería, etc.

Entre el 2 y el 5 de abril, se efectúo una intensa actividad de instrucción de puntería y tiro. Precisamente el día 5 de abril, mientras se efectuaba ejercicio de tiro con ametralladoras (fase previa al tiro con cañón), próximo al mediodía el Jefe de Destacamento da la orden de prepararse para marchar a partir de las 1900 hs a la IXna Brigada de Infantería Motorizada, con asiento en Comodoro Rivadavia, paso previo para el embarque de los vehículos a las Islas Malvinas. El Subteniente Fernando Pedro Chércoles, que revistaba en el Escuadrón Comando y Servicios es nombrado Jefe de la 2da Sección (la correspondiente al Escuadrón A).

La distancia a cubrir era de algo más de 600 kms. Al día siguiente, 6 de abril, cerca del mediodía, la columna de blindados arribaba al Cuartel del Comando, situado en plena ciudad de Comodoro Rivadavia. Los días 7 y 8 se aprovecharon para completar con el alistamiento de vehículos y adquirir algunos elementos útiles para una campaña, tales como sogas, calentadores de gas, bolsas de arpillera plástica para construir refugios.

El 9 de abril se da la orden de embarcar los primeros dos vehículos hacia Port Stanley (para esa fecha mantenía la denominación británica). Arribados al aeropuerto de Comodoro Rivadavia, los vehículos esperaron hasta que se autorizó su ingreso al área de carga. Allí los esperaba un de los grandes cuatrimotores C-130 “Hércules” con la rampa abierta. Las tripulaciones no tenían experiencia en operaciones aerotransportadas, pero si un gran entrenamiento como conductores motoristas. Los vehículos se cargaron en el sentido de marcha. Gracias a sus reducidas dimensiones cupieron sin dificultad en la amplia bodega del Hércules. Allí rápidamente, el personal de carga de la Fuerza Aérea, con ayuda de las tripulaciones trincaron los vehículos al piso de la aeronave. La operación concluyó en breve tiempo (los vehículos se encontraban en orden de combate, es decir con carga completa de proyectiles, granadas fumígenas, etc.). El peso de ambos vehículos no era mayor de las 12 toneladas (5,5 toneladas cada uno). Incluso, una vez cargados, quedaba suficiente espacio para cargar un tercero. Según el comentario de la tripulación de la aeronave, la limitación de tonelaje estaba dada por el largo de la pista isleña. 

Al caer la tarde de ese día, arribaron al mando del Subteniente Tamaño los dos primeros vehículos blindados Panhard. Lo hicieron a bordo en un avión C-130 Hércules. Al día siguiente lo hace el Subteniente Chércoles, con los seis vehículos restantes en tres vuelos. Este aerotransporte, efectuado con los vehículos y tripulaciones en orden de combate constituye el primer y única operación de esta naturaleza efectuada por vehículos blindados en nuestro país. 
En total son 2 Oficiales, 12 Suboficiales y 13 Soldados. 

Un dato curioso, cuando arriba el Subteniente Tamaño todavía era posible observar a los “policeman” con sus muy londinenses uniformes transitando por las calles de un aún no rebautizado Port Stanley. 

Más tarde arriba el Grupo Panhard del Escuadrón de Exploración de Caballería Blindado 9, a órdenes del Sarg 1ro Lucero. Los dos vehículos a reforzar a las secciones “Cobra” y “Aguila” quedando conformadas así a 5 vehículos cada uno. Como Jefe de Escuadrón es designado el Subteniente Tamaño, por ser el más antiguo de los Jefes de Sección y su misión es el de Reserva Blindada. 

El 16 de abril desembarca el Escuadrón de Exploración de Caballería Blindado 10, junto otros elementos de la Br I Mec X. Más tarde, por vía marítima arriban dos vehículos Panhard de este Escuadrón, que se suman a los diez ya presentes en las Islas Malvinas. 

En total doce Panhard conformaron el Escuadron Panhard, reserva blindada de las fuerzas que guarnecen Puerto Argentino. Diez de ello arribaron por aire.


Mody Brooks, limite con el monte Sapper Hill cercanías del cuartel de los Royal Marines.


EL ESCUADRÓN PANHARD EN ACCIÓN 


Este Escuadrón cumplió la misión de reserva blindada, viviendo distintas situaciones conforme a la evolución de los acontecimientos. El nivel de Escuadrón (no secciones como es citado erróneamente en algunos informes), le fue otorgada por la organización para el combate ordenada por el Cte de la Fuerza de Tarea del Teatro Operaciones Atlántico el 07 de abril de 1982 en su Orden de Operaciones 01/82. 

Estableció su Puesto Comando en Moody Broke, frente al Cuartel de los Royal Marines, y su primera misión fue la de estar preparado para ser empleado en las zonas de responsabilidad del Regimiento de Infantería 25 y el Batallón de Infantería 5. 

Con el arribo de la Xma Brigada de Infantería Mecanizada, se le asigna dos nuevos sectores para el empleo a orden, el primero sobre el Moody Valley (valle que discurre entre el Wireless Ridge y Mount Tumbledown), y el segundo sobre el camino que unía Sapper Hill con Mount William. También es el momento en que se designa como Jefe del Escuadrón al Mayor Carullo. 



Recibe su bautismo de fuego el 01 de mayo, cuando su zona de reunión es objeto de ataques aéreos y navales. 

El día 10 de junio sufre sus primeras bajas, al ser heridos por el fuego de artillería los soldados Gerardo Mancisidor y Juan Carlos Acosta, ambos del Destacamento de Exploración de Caballería Blindada 181. Ambos soldados, curadas sus heridas, y haciendo gala del noble espíritu del hombre de Caballería, insisten en regresar a la acción. Combatirán hasta el último momento.

El Escuadrón Panhard es efectivamente empeñado a partir del 12 de Junio, cuando se le ordena ocupar una posición al Oeste de Puerto Argentino, en el Hipódromo. Fuertemente batido por la artillería británica, que contaba con el auxilio de comandos infiltrados entre la población civil para la dirección de los fuegos, cae seriamente herido por tres impactos de metralla el Jefe de la Sección “Águila”, Subt Tamaño. Junto a el reciben heridas leves los otros tripulantes, el Cbo 1ro Alegre y el Soldado Iglesias. Desafiando el nutrido fuego de artillería, el Cbo Miguel Angel Vilte acude en ayuda de su Jefe y camaradas. Siempre se le reconocerá este gesto de valor digno del soldado argentino. Bajo las órdenes del Subt Chércoles repliegan los vehículos hacia posiciones más protegidas. Al oficial herido lo evacuarán esa misma noche en uno de los últimos vuelos furtivos que realizan los transporte C-130 “Hércules.” 

Por la tarde regresan al hipódromo, sus tripulaciones blanden orgullosos sus boinas negras en la fría tarde, despliegan los vehículos y con la orden de Chércoles rompen el fuego sobre la ladera del Wireless Ridge sobre la infantería británica que avanza luego de romper las líneas argentinas. Descarga tras descarga las piezas de 90 milímetros barren el escarchado suelo, hasta que el nutrido fuego de artillería británico centra a los blindados argentinos, que se repliegan entre un huracán de lodo, esquirlas y fuego. Volverán una y otra vez, y batido serán otras tantas. 

Pero el temple de los Coraceros del 3 de Fierro no se ablanda como tampoco lo hacen los del 9 o los del 10, hay que apoyar a la infantería que se repliega presionada por los continuos ataques enemigos. Y una vez más la Caballería como antaño cubriera con sus cargas, lo hace con sus fuegos la retirada. Hay que desaferrar a estos sufridos camaradas, y a pesar de tener los neumáticos reventados por las esquirlas, el ensordecedor granizo de las esquirlas golpeando el blindaje, los Panhard siguen disparando hasta agotar la munición de a bordo. 

La última misión la cumplen el 14 de junio. Era una mañana helada, un fino manto de nieve tiñe de blanco el paisaje invernal. El Escuadrón avanza hacia Sapper Hill, su última misión, cubrir el repliegue del Batallón de Infantería de Marina 5. Los blindados avanzan para desplegarse y abrir fuego. La orden del cese de fuego los encuentra en plena acción. La guerra ha terminado. 

El Destacamento de Exploración de Caballería Blindada tiene cinco de sus hombres heridos en combate, prueba de lo dura que fue la lucha. Los propios Panhard exhiben los impactos de la metralla, pero llegaron hasta el fin, como los nobles corceles de antaño. Con pesar los encolumnan en una calle próxima al Globe Hotel para ser entregado al Real Ejército. Es una dolorosa derrota que conlleva el consuelo de la dignidad con la que se ha luchado. Han pasado sesenta y siete días desde que el primer Panhard arribara a las Islas, cuarenta y cinco de ellos bajo la acción del enemigo.



PERSONAL

Personal.................................Of.....Subof......Sold........Total.....caídos
-2 Sec/Dest Exp1/C BI 181......2........12...........13...........27...........0
-Elem. Esc. Exp1/C BI9............0..........4.............2..............6...........0
-Esc Expl C Bl 10......................5........61.........150..........216...........6


S/C 62 Suarez Jorge – S/C 63 Gudiño Sergio – S/C 63 Gonzales José – S/C 63 Matamala Raul – S/C Juan de Dios Vera – S/C 63 Mancisidor Gerardo.


Despedida del Sub Teniente Tamaño en 1982 por el Jefe de Destacamento el Teniente Coronel Son Raúl Spineta


Día 5 de abril, Jura de la Bandera antes de salir de Esquel rumbo a Malvinas, estas dos tripulaciones son las que fueron destacadas al RI 6, cerca del aeropuerto.
Sarg. Castillo Ramón, S/C 62 Veneciano Julio y Cabo Conductor Motor Mambrín Jacinto
S/C 62 Acosta Juan, S/C 63 Mancisidor Gerardo y Cabo Conductor motor Montero Cesar.




Dentro del panhard Cabo Montero Cesar del RC 3, arriba en la torreta Cabo Vilte Miguel del RC 3




Foto personal De Miguel Vilte Espero que no se enoje :) tenia una foto pero muy pequeña (anterior) es un honor para mi poder hacerle este pequeñisimo Homenaje a usted y a los que los que sirvieron a la patria.

Miguel Vilte (con el FAL) sirvió en chubut, de la ciudad de esquel, con los panhard Dest Expl C Bl 181 C3






Tras la "rendición" y llegada de Brit a Puerto Argentino se encontraron varios Panhard AML-90 parados por falta de combustible, otro con daños en Motor y blindaje, solo le pusieron Nafta y los utilizaron.



Unos de estos, Isleños fanáticos de los fierro los están restaurando.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario